Buscar este blog

domingo, 29 de enero de 2017

Lisa, I presume

Foto: V. Aparici
Tenemos un pez óseo que se diferencia básicamente de los cartilaginosos (tiburones y rayas) en esta tabla:

Más información aquí
El ejemplar que hemos encontrado ha sido imposible de determinar debido a que estaba rebozado en arena y esta no deja ver las diferencias morfológicas que permiten diferenciar las diferentes especies de la familia Mugilidae.
 
Al gabinete de expertos se ha unido José Juan Vicent, experto en peces litorales, y nos cuenta que descartamos al Mugil cephalus (lisa común o llisa llobarrera, en catalán), debido a que no aparece la membrana gruesa característica de esta especie y que se sitúa alrededor de donde tenía los ojos.

Descartado este género nos quedamos con el género Liza. El problema es que, en este género, hay especies eurihalinas (que toleran aguas dulces, salobres y saladas) y otras que no, las estenohalinas (que sólo son capaces de vivir en aguas con un estrecho rango de concentración de sales). Al encontrarnos rodeados de acequias y la desembocadura del río Seco (está así casi siempre), no podemos descartar ninguna especie.

Esta vez el CSI no ha podido determinar el nombre del cadáver. Caso cerrado.
 
Tenéis más información sobre mugílidos en esta web.
 

domingo, 15 de enero de 2017

Otra tellina que tampoco lo es

Foto: V. Aparici
Estamos de nuevo ante un molusco bivalvo de la familia Tellinidae.

Al igual que el otro representante de la familia al que ya hemos hecho alusión en este post, es Tellina por su género, aunque no corresponda con la denominación a la que vulgarmente conocemos como tellina comestible.

Su nombre científico es Tellina incarnata por su confundible color. ¡No es una errata!, ya que la mayoría de las especies del género Tellina presentan este color rosáceo. 

Estas son complicadas de identificar (determinar), pero el resto de especies de ese color no superan los 12 mm, lo cual resulta una bendición a lo hora de determinar un ejemplar de casi 30 mm.

martes, 10 de enero de 2017

Trampantojo


Al oir la palabra trampantojo, la mayoría dirigirán sus neuronas hacia Master Chef. 

Sin embargo, el sentido original se encuentra en los frescos pictóricos que, jugando con la arquitectura a la que suelen acompañar, intentan engañar a nuestra visión espacial, por ejemplo simulando puertas donde no las hay.

Aquí está mi aportación a la ampliación del concepto original, aunque con menor repercusión que el Master Chef.


Foto: V. Aparici

Cualquier persona sensata afirmará que la foto, que encabeza este post, es una roca volcánica. Esta roca podría haber sido recogida en la Isla de Alborán y Cabo de Gata (Almería), Islas Chafarinas (plaza de soberanía), Islas Columbretes (Castelló), Cap de Creus (Girona). Todos ellos enclaves volcánicos en el Mediterráneo español.

Si embargo, está recogida al sur del puerto de Sagunt (Valencia) en la playa de la "Majal dels Moros", lejos de cualquier afloramiento volcánico.

Ahí está la trampa, ¡¡¡no es una roca!!!

En realidad es escoria, un producto de deshecho de la siderurgia de los Altos Hornos de Sagunto desde 1917 a 1984.

La forma más rápida de deshacerse de ella era lanzarla al mar, produciendo gran estruendo al entrar en contacto, a muy alta temperatura, con el agua marina.

Con el tiempo alguien se le ocurrió la gran idea de granularla y utilizarla como materia prima para una fábrica de cemento, y dejaron de lanzarla al mar.

Lo podemos considerar un resto de la arqueología industrial que permanecerá siglos en nuestras playas.

Foto: V. Aparici
Aquí podemos ver el material tal y como aflora en la "Marjal dels Moros". 

 

jueves, 5 de enero de 2017

Arte efímero

Foto: V. Aparici

Creo que ha sido la influencia artística de mi compañera, la que completa mi formación científica y cosas a las que no hubiese dado importancia, desde hace un tiempo, se lo doy.

Incluso soy un transgresor del arte. 

Y el motivo de esto radica en que al fotografiar este grabado arenístico, que ya estará borrado por el oleaje, le he quitado su faceta efímera para importalizarla en pixels y lanzarlo a la red global.

Otras veces, el arte me sigue a casa. 

Como ejemplo de ello, es esta madera que se está secando en el balcón de mi casa, la sal la ha curtido y acabará en un sitio visible de mi casa.


Foto: V. Aparici


lunes, 2 de enero de 2017

Menudo temporal




Foto: V. Aparici
El viejo año se ha despedido con un fenomenal arrribazón, que ha disfrazado la playa de arena como fuera un litoral rocoso.

Foto: V. Aparici
Cientos de toneladas de hojas y rizoma de Posidonia van a dar trabajo extra al limpia playas Beach Tech 2800.

Foto: V. Aparici

Hay tal cantidad que es imposible caminar por encima de él y mucho menos encontrar tesoros.