Buscar este blog

sábado, 26 de noviembre de 2016

Preparando la expedición

Preparados, listos, ya!

Como esta empezando la temporada de cazatesoros playeros, vamos a analizar el equipo a tener en cuenta en nuestras expediciones.

NIVEL BÁSICO
  • Pozal de plástico.
  • Botas de agua.

Este equipo ligero permite una rápida expedición y puede llevarse en el maletero del coche. Una vez en casa ya separamos y determinamos las capturas.

NIVEL MEDIO 
  • Pozal de plástico.
  • Botas de agua.
  • Cámara con funda estanca (electrónica y agua marina son incompatibles).
  • Regla metálica de 15 cm.

Este equipo permite un mayor disfrute en los paseos por la playa. El hacer fotos nos permite poder dejar tesoros de gran tamaño, mal olientes o sin interés para ser guardados. Requiere también el triaje y determinación en casa de los ejemplares encontrados.

NIVEL AVANZADO
  • Pozal de plástico.
  • Botas de agua.
  • Cámara con funda estanca (electrónica y agua marina son incompatibles).
  • Regla metálica de 15 cm. 
  • Bolsas de plástico con autocierre y diferentes medidas.
  • Rotulador permanente. 
  • Guías de identificación.
  • Cuaderno de campo resistente al agua (papel de piedra) y lápiz.
  • Gadgets varios (microscopio de mano, anemómetro, termómetro, etc)

Con esto ya nos podemos quedar a vivir en la playa. Equipo dominguero para cuando se tiene el suficiente tiempo para disfrutar del paseo o se sale con niños y niñas y hay que responder mil veces a ¿esto que es?

Buena caza.


Foto: Vicente Aparici

viernes, 25 de noviembre de 2016

Ecos del pasado

Foto: Vicente Aparici
Os preguntareis el motivo por el que se puede llegar a fotografiar un trozo incompleto de una concha.

Para empezar este trozo corresponde a un molusco gasterópodo muy bello, el Phalium granulatum.

La poderosa razón por la que me agaché para cogerlo, tomé la posterior molestia de fotografiarlo y escribir este post, aparte de lo escaso que es de encontrar, obedece a un valor sentimental.

La primera concha que tuve fue una como esta, pero en mejores condiciones. Y eso fue mucho antes de nacer. 

La historia comienza durante las obras de ampliación del puerto de Castellón, donde alguien regaló un ejemplar de este molusco a mi tatarabuelo Tomás. Desde entonces siempre ha estado en mi familia materna. De pequeños la sacábamos del cajón de la ropa (donde fue cambiando el olor a mar por el de las pastillas de jabón Lux), lo acercábamos a nuestros oídos y escuchábamos el mar.

Al final se vino a vivir conmigo y gracias al Photoshop lo he clonado para que lo veáis 2x1 en su máximo esplendor, 75 años despues de abandonar el mar. 

Foto: Vicente Aparici

viernes, 18 de noviembre de 2016

Al que no madruga…

A pesar de que, desde hace unos días, estamos oyendo el mar muy agitado, podemos ir a por tesoros cuando tenemos tiempo y a veces eso es tarde. 

Y esta es la sorpresa que nos encuentramos. Nos ha ganado la mano el temido limpia playas Beach Tech 2800.

Foto: V. Aparici

Como nos crecemos ante la adversidad, decidimos no dar por perdido el día y rebuscamos, cual indigentes, entre los restos acumulados por el Beach Tech 2800. Esta es una de las sorpresas que nos encontramos:


Foto: V. Aparici

Dos de ellos ya los conoceis (la pelota y el erizo irregular ya hemos hablado de ellos) y el resto ya aparecerán en sucesivos posts.


Una de medusas

Foto V. Aparici

En este mes de noviembre, el mar nos ha dejado medusas en nuestras playas.

Ha sido un verano caluroso y largo. Eso ha hecho que nuestro Mediterráneo esté más cálido que de costumbre y para muestra un botón.

Pequeña pero matona, esta preciosa medusa comparte la misma rama del árbol genealógico que las ortigas de mar y los corales, bajo el nombre de celenterados o cnidarios.

La especie que nos hemos encontrado es muy común y responde al nombre de Pelagia noctiluca. Su primer nombre hace referencia a donde suele vivir: en el pélagos (en griego "mar abierto") aunque a veces por diversos motivos se acercan a las costas en grandes cantidades.

Inconfundible por su pequeño tamaño, su transparencia y los tonos violáceos, sus tentáculos albergan unas células urticantes que inyectan un veneno que nos produce un picor similar a una quemadura.

Contiene el 99% de su peso en agua y junto a su ausencia de esqueleto, hace que fuera de su medio queden totalmente aplanadas. Dentro del agua sí apreciamos su belleza:

Foto: Hans Hillewaert

martes, 15 de noviembre de 2016

Making Off

Empieza a soplar viento y aumentan las probabilidades de que el mar deje algún que otro tesoro en nuestras playas.

En espera de que esto ocurra, escribo este post para contaros como se monta el tinglado para hacer las fotos en casa del material recogido, y como se apaña la foto para su publicación.

Material:
  • Bandeja blanca. Mejor adquirirla en una ferretería que saquear vuestro frigorífico y dejar el fiambre a su libre albedrío.
  • Puñado de arena de playa seca.
  • Soporte de madera. Tablón cortado en Leroy Merlin en el que se han aprovechado los listones que sobran para hacer unas patas
  • Pata de mesa de aluminio cilíndrica.
  • Unos tornillos de madera.
  • Pintura negra (opcional). Atornillando la pata al soporte de madera ya tenemos una mesa de reproducción.
  • Soporte para cámara adaptable a la pata de aluminio. En mi caso he reutilizado un soporte de Novoflex diseñado para enganchar al cristal de la ventanilla de cualquier vehículo.
  • Cámara compacta digital con enfoque macro. Utilizo la polivalente Panasonic LX5
  • Programa de edición de imágenes. Yo soy de Photoshop, pero hay programas libres como GIMP que tienen las mismas funciones que utilizo, normalmente, con mi programa.
  • Regla metálica de unos 15 cm.
 El resultado es el siguiente:


Foto: V. Aparici

Después durante el procesado de la imagen, se calibra la imagen y se elimina la regla para poner la escala estándar que utilizamos en las fotos que incluimos en los posts.

Foto: V. Aparici

Cualquier duda podeis añadir comentarios en el blog. Si lo hacéis a través de Facebook, estas no quedan registradas en el blog.